Post bodas fotográficas

Una vez dado el inmenso paso de concretar la unión con un compañero de vida, lo mejor es plasmar en los recuerdos la sensación que solo el matrimonio puede dejar. Luego de la ceremonia por la iglesia, la entrega del padre de la novia, el tan esperado “sí”, los aplausos que rodean la alegría del momento, la recepción, la comida, la música y sobre todo, el compartir con todos los seres amados. Lo ideal es tratar de respirar un poco sobre las emociones del momento. Ese es el trabajo de las fotografías post bodas: tratar de dar un respiro a las sensaciones de los felices novios y tratar de plasmar un momento para ellos que sea único.

Este tipo de fotografías son sencillas

Los fotógrafos en La Coruña, por lo general hacen este tipo de fotografías son bastante suaves, con maravillosos momentos donde los recién casados comparten sus primeros instantes al lado del otro. En la toma se desbordan caricias, movimientos suaves, momentos llenos de ternura y un ambiente pacífico/activo (dependiendo del gusto de los novios). Es un momento íntimo donde la pareja puede divertirse un poco más pero ahora con un feliz y fuerte título que los mantiene juntos. De igual forma, para la elección de la sesión fotográfica post bodas, es importante decidir que les gustaría hacer, en qué momento de la recepción se puede hacer, que el equipo fotográfico mida desde temprano donde será y todo esté planeado.

Debe planificarse con antelación

¿Por qué? Porque los novios se han entregado a la felicidad y no deberían estar planificando a última hora una sesión de fotos. Así que al momento de tomar una sesión luego de la boda, trate de llevarlo con calma y con diversión, ya que el fotógrafo también ayudará a facilitar la toma y lograr un bello momento íntimo para los novios que recordarán con muchísimo cariño.

Deja un comentario