Embolización de próstata.

La Hiperplasia Benigna de Próstata, no es nada más y nada menos que el agrandamiento de la próstata, también llamada HBP. Este tipo de enfermedad suele afectar al hombre de 50 años en adelante.

Mientras más edad tenga, entre los 70 y 80 años puede tener más posibilidades de padecerla. Eso se descarta llevando un control anual o semestral en su vida.

El hombre al ser diagnosticado con HBP, debe tomar ciertas precauciones. Ya que a medida que la glándula comienza a crecer, hace que se obstruya la vía urinaria.

Disminuye la orina y el vaciado completo de la misma, esto hace que el hombre siempre tenga ganas de ir al baño a orinar. Suele confundir al principio con infección de la orina.

Al ir al médico y ser diagnosticado con HBP. El doctor a través de una serie de exámenes podrá descartar otras causas que haya en el sistema urinario. También se puede realizar exámenes de laboratorio.

Cuando el medico tiene un resultado completo, se determina  que se realizará junto con un Radiólogo se llevará a cabo un Embolización de Próstata  originando grandes resultados positivos.

Este tipo de tratamiento sirve para disminuir el tamaño de la próstata, liberando resultados positivos, considerando que es menos doloroso, es invasivo quiere decir que su recuperación es rápida.

Se lleva a cabo a través de una sala especial con unos aparatos RX especiales que utilizará el radiólogo, hace una punción en la ingle y comienza a pasar un catéter este mide 2mm de diámetro.

Su función es bloquear los vasos sanguíneos de la próstata, ocasionando disminución de la célula de oxígeno  y comenzar a bajar el volumen de la glándula.

La mayoría de los hombres que se han sometido a  este tipo de tratamiento, han comentado la gran satisfacción en su organismo, disminuyendo las frecuentes ganas de ir a orinar.

Cabe a destacar que los hombres que se someten a este tipo de cirugía, tienen como consecuencia un ardor fuerte, sangre al orinar e incluso en las heces, con el pasar de los días disminuye hasta que desaparece.

La Embolización de la próstata, es más efectiva que la cirugía tradicional, como se explicó anteriormente, es más efectiva a la hora de su recuperación. Trae efectos secundarios menos dolorosos.

Incluso su calidad de vida suele ser para mejor luego de la operación, y evita problemas a futuro considerando su vida sexual, mejora de manera eficaz.