EL BUEN CORTE DE LAS UÑAS

Hoy Cuchillerías Sabín les ofrece cómo cortarse las uñas correctamente y algunas explicaciones más, que esperamos, aclararán dudas.

Las uñas se dañan fácilmente, el metal es perjudicial, por ello limar o bajar las cutículas con piezas de metal, al ser un material duro, dañan la matriz de la uñas. La matriz se encuentra situada justo bajo la piel, antes de llegar a la cutícula, en la zona de la media luna y esas típicas estrías longitudinales o transversales son el resultado del daño.

Aconsejamos cortar las uñas de las manos con unas tijeras de uñas para manos o alicates, primero por los laterales y luego el centro restante, así no aplastamos la uña, chafándola.

A la hora de limar es preferible las limas de cartón y esmeril, las finas para los laterales y las acolchadas que permiten apretar un poco más.

Intentemos hacerlo con suavidad, sin presionar mucho, limar en una dirección, no limar en vaivén, porque esto decapa la uña.

Para bajar las cutículas se recomienda ponerlas en remojo o utilizar los productos existentes para ello, que ablandará la piel, bájela con un palito de naranjo, que es lo más parecido a la propia dureza de la uña y respeta su integridad. También los hay de metacrilato, goma, plástico…

Con un alicate de cutículas y siempre cortando con su punta reseguir la cutícula sin dar tirones, o aparecerán los molestos padrastros.

Las uñas de los pies se cortan de otra forma, con unos alicates de uñas o pedicuros, cortar la uña recta y limar todo lo cortado con especial atención a las puntas que quedan en sus extremos, se han de redondear para que no se claven en la carne y se conviertan en las temibles uñas encarnadas. Para ellas existen unos alicates especiales de uñas encarnadas o uñeros, con una punta muy fina para poder entrar en la uña enterrada.

Si creen que con los alicates de pieles no se atreven, este consejo les ayudará a perder el miedo, busque un punto de apoyo para que la mano no tiemble, sirve su propio dedo contra su otra mano o descansar la mano sobre una mesa, así evitaremos cortes accidentales.

Por último hablar de los tornos de manicura y pedicura, existen de todo tipo y precio. En un solo aparato se recoge todo lo anteriormente citado, pero con fresas o brocas, va más rápido que haciendo el trabajo manualmente y se usa en seco, tienen sistema anti presión y las fresas se pueden desinfectar.

Esperamos que esta información les sea de utilidad o al menos haya servido para saciar alguna curiosidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *