2 formas de crear una empresa en un día

El crear una empresa en un solo día no es uno más de los mitos que encontrarás en internet, puesto que si es bastante posible, dependiendo del ordenamiento jurídico de cada país. En España, existen dos formas de crear una empresa en un día, las cuales son:

La primera tiene su raíz en un decreto publicado en el 2010, en donde se aprobaba la creación de estas empresas por envió de correo, cumplimento a cabalidad con los requisitos exigidos por la ley para la creación de la mismas.

Lo que hizo posible que desde ese año a la actualidad hubieran inscrito más de 2000 empresas de esta forma, las cuales tienen los mismos beneficios de las empresas creadas de la forma más natural.

Aunque dicho decreto fue especifico en cuanto a la creación de estas empresas, que se circunscribía solamente a las empresas de sociedades limitadas.

Puesto que una sociedad Sl, puede ser mucho más regulada y con mucho más limitantes de que lo una sociedad mercantil sin límite alguno representa para la economía del país.

Además de ser una ventaja económica, puesto que estas fomentando el crecimiento a nivel profesional de un sinfín de personas, habiendo simplificados los trámites para la constitución de la misma.

2° forma de crear una empresa

Por su parte, la segunda forma que resulta también mucho más sencilla, si no cumples con los requisitos específicos para la constitución de una empresa, es comprar una sociedad sl ya creada.

Esto lo puedes realizar a través de empresas que se dedican de lleno con la mismas, puesto que al comprarla, adquieras una empresa que se encuentra en pleno funcionamiento, y será el tiempo en dures en firmar el contrato lo tardaras, para tener tu propia empresa.

Además de que esta forma presenta diversas ventajas que podrían ayudarte con la empresa en general, aunque ello dependerá del estado en que la compres, y bajo qué régimen la compres.

Y en ello se diferencia con la forma del decreto Ley, puesto en esta modalidad podrás crear no solo una sociedad sl, sino comprar una sociedad bajo otra naturaleza en general.

Así comenzar tu negocio por será tan costoso, y seguirá siendo como lo pensaste en un principio, sin tener que limitar aquello que no deseas.

Sin embargo ambas opciones son válidas, lo importante es que escojas la que más se adecue a tus necesidades, y lo que quieres lograr con la empresa.